B i o 

 

 

A los 6 años mi ídolo era André González, un baterista de São Paulo. Ya en aquella época tenía claro que mi vida estaba relacionada con la música.

 

Autodidacta desde los 13 años, participé por primera vez en una banda a los 16 como baterista. A través de la percusión encontré la mejor forma de expresarme. 

 

Con más de 18 años de experiencia en enseñanza en proyectos musicales y como música en bandas de los dos lados del charco, busco una oportunidad para transmitir mis conocimientos a personas interesadas en la fusión de distintos ritmos (samba, maracatu, cacuriá, bumba meu boi, funk, flamenco fusión, blues, jazz, etc.).